viernes, septiembre 07, 2007

El sueldo ético y otras yerbas similares

Hace días que vengo escuchando esa frasecita... El sueldo ético... Hasta la iglesia se metió en la discusión, liderándola incluso.

Los partidos evidentemente tomaron el tema como propio y cada uno quizo decir algo, pero la verdad, como siempre, todo quedó en palabras de buena crianza... Lo único que me queda claro es la explicación de un ministro de hacienda de hace 18 años que dijo que había que mantener los equilibrios macroeconómicos lo que en buen romance significa, que las cosas sigan tal y como están...

Ese status quo no es otro que la vieja historia de la política del chorreo... que en chileno es cuando les sobre la plata a los dueños del país, lo que caiga fuera de sus bolsillos, lo podremos tomar el resto de los mortales que, dicho sea de paso, trabajamos para que esos cristianos les llegue algún día a sobrar algo...

Pero... me pregunto... a alguien le sobra la plata??? Creo que ni siquiera al más acaudalado le sobra el dinero, pues si algo le queda, lo invierte en otra cosa... por último lo ahorra... palabra casi vedada para la mayoría de los mortales.

A qué viene todo esto??? Simple, Apareció la última encuesta Casen que dice que los que más tienen, tienen aún más y los que menos tienen, tienen aún menos... Este país posee un ingreso per cápita de 4.300 dólares... Alguien se está quedando con más de 2000 dólares míos... Eso es seguro...

Si, es cierto, el tema me irrita... Nuestras autoridades siguen discutiendo los temas mientras los ciudadanos nos enfretamos a una vida cada día más cara... Copiamos el modelo neoliberal que se basa en el consumo... pero nadie les dijo a estos pasteles que donde esa ley impera, los consumidores tienen ingresos para consumir. En cambio acá, los consumidores se endeudan para consumir... No entiendo por qué nadie habla de lo enfermizo de la situación... No sé hasta cuándo durará esto, pero sí sé que no mucho, pues el motor de una economía neoliberal es el consumo de su gente y si la gente no tiene para gastar, en algún momento esta rueda se para y punto.