martes, octubre 23, 2007

La mezquindad como motor de la política chilena

Es tan común que nuestros políticos tomen decisiones motivados por razones mezquinas que cuando viene uno que sale con cosas basadas en la buena fe y la cordura es el pájaro raro, el bicho a eliminar, pues atenta contra el status quo...

Ya estoy cansado de la Derecha y su política de criticar todo lo que hacen los del Gobierno sin aportar nada concreto a los problemas que nos aquejan a la sociedad toda... Estoy cansado que el Gobierno, por su parte, mire impávido lo que le pasa a nuestro Chile y sólo se rasque la cabeza y argumente su inactividad con el gastado temita de los equilibrios macroeconómicos y patrañas similares...

Debo reconocer que jamás pensé que sería Joaquín Lavín el personaje del mundo político que hiciera algo asombroso como tratar de aunar esfuerzos y buscar soluciones coherentes y efectivas a nuestros problemas... Es la oposición que necesitamos... propositiva... y no mezquina, pensando que si ayuda al gobierno no podrá nunca llegar al poder...

Y me gustó la reacción del insípido Lagos Weber... Alabando lo que era necesario alabar... Humano... Me agradó... Y tras cartón salió la presidenta diciendo que hay que escuchar a Lavín antes de criticarlo... Increíble, pero lindo...

Por supuesto que salieron las voces de los parceleros de siempre... esos que les interesa mantener las distancias, aquellos que les desagrada la posibilidad de tener un país desarrollado y todo lo que ello implicaría...

Claro, la gente educada genera el problema de no poder contar con votantes palurdos... la gente que cree en la colaboración no sirve para mantener la desunión y la intolerancia como únicas formas de convivencia...

Espero contra toda esperanza que Lavín triunfe en su idea de lograr una oposición que mire por el presente y futuro del país y su gente y no por sus mezquinas y arrogantes opciones de llegar al sillón de O'Higgins... Espero que el Gobierno y su olla de grillos que es la Concertación, entienda que la única forma de sacar al país de donde está (muchos trabajan para beneficios de muy pocos) es trabajando juntos, coordinados, comprometidos con lograr un país más justo, más equitativo y más unido.