miércoles, junio 25, 2008

Culpa del Gobierno!!!!

Jajajajaja... de verdad que me causó risa el titular de una de las noticias de La Segunda de hoy... Ahora el Gobierno tiene la culpa de la contaminación de Santiago...

He trabajado durante años con la Conama, haciendo sitios web para dicha institución y otros tantos web para el Banco Mundial y su Iniciativa para el Aire Limpio en Ciudades del Mundo... y saben algo... Los chilenos somos mundialmente respetados porque hemos sido uno de los pocos países en lograr descontaminar muchos lugares de nuestra tierra...

Para los más chaqueteros (que son muchos) las autoridades de la Concertación son las únicas que se han preocupado del tema de verdad... De hecho, la contaminación ha empeorado porque se comenzó de nuevo a usar diesel en las industrias a falta de gas natural. Combustible que si bien contamina más que el gas es mucho más caro...

Siento que esta noticia se basa en la más pura ignorancia por una parte y se está tratando de sacar ventajas políticas en un tema que no tiene nada de político, más bien se trata de un tópico netamente técnico.

Yo ya no estoy en Santiago, pero fui testigo del proceso de descontaminación y cada año avanzábamos más en esa dirección... De hecho, por ahí por el 2004 el entonces director de la Conama, Gianni López, aseguró que el 2005 ya no habrían preemergencias... Se equivocó, es cierto, pero nadie pudo preveer que Argentina no nos seguiría vendiendo gas... Entonces... sí se trató el tema a nivel de infraestructura, pero la apuesta no resultó.

Hay mucho por hacer de nuevo en este asunto... Pero no hay que olvidar lo más importante... Santiago está contaminado porque las condiciones meteorológicas y topográficas no permiten una buena ventilación del valle, por una parte y por la otra, por los hábitos de los habitantes de dicha urbe... SIIIIII, por nuestros hábitos... quemar la basura, barrer la calle sin mojarla antes, ir hasta la esquina a comprar el pan en auto y no respetar las restricciones vehiculares, son sólo algunos ejemplos de esta triste lista de verdaderas inoperancias...