sábado, febrero 07, 2009

Dura decisión

Difícil opinar sobre el caso de la italiana Eluana Englaro... Lleva 17 años como un vegetal... O sea, entiendan... no actua como ser humano, sino como planta, lo que no quiere decir que esté viva... aunque tengo mis dudas acerca de la existencia de sensibilidad con respecto al mundo que la circunda como si la tienen las plantas de verdad.

Está viva... pero no sabe o no estamos seguros que se de cuenta de lo que pasa a su alrededor... Tampoco estamos seguros que no sienta nada... Quizás si se de cuenta y simplemente carece de la habilidad para transmitirlo... Si es así, entonces desconectarla es un crimen...

Pero... si es del primer modo, creo que es hacerle un favor ayudarla a morir de la forma menos dolorosa posible. Un alivio, incluso, para la familia que lleva esta carga durante tanto tiempo.

Los esotéricos podrán decir que cada uno tiene una carga o cruz que llevar y ayudar a los parientes de Eluana a liberarse de ella es algo que va contra el ritmo de las cosas, o el modo de la fuerza, o contra el destino... la etiqueta es lo de menos.

Yo creo en Dios, en el libre albedrío y por lo tanto creo que nosotros debemos tomar las decisiones en este mundo... podemos equivocarnos, pero aún así debemos decidir cada uno por su vida... En este caso, creo justo y prudente dejar a la familia tranquila para que tomen la mejor decisión...

Es fácil estar fuera del problema y opinar, incluso tratar de ordenar el cuento... Desde el Vaticano salieron voces condenando la desconexión... Argullendo razones humanitarias y doctrinarias... Ellos no tienen que pagar las cuentas que deben salir de la mantención de Eluana...

El Gobierno por su parte, no firmó el decreto para dejar sin efecto la eutanasia, pues el cuerpo legal fue considerado por el jefe de estado, Giorgio Napolitano, insconstitucional... y una vez más apareció la eterna pelea entre lo humano y lo divino... :-)

Lo que no entiendo de todo esto es porqué los dejan morir de deshidratación, o sea, lentamente... por qué no le dan una muerte rápida e indolora... Es como a medias... y eso que no son ni chilenos... Es como decir: "No le administraremos algo que la mate sin dolor, pero dejaremos de darle lo que la mantiene con vida..."

Son las contradicciones que no comprendo. En fin, igual es una dura decisión... Yo no quiero vivir 17 años en el estado de Eluana... Si estuviera en el lugar de ella... en mi caso aprenten el off no má.