lunes, enero 18, 2016

Entrenando a los líderes del mañana

Yo disto mucho de ser un experto en algo... La verdad es que estimo -en mi humilde opinión- que la expertiz solo consigue que uno sea ciego al resto de las cosas que pasan a nuestro alrededor... Sin embargo, en el mundo de hoy el ser especialista en algo es importante y hasta prestigioso...

Nuestros líderes nacen y luego se entrenan en las diferentes especialidades que ellos mismos o sus padres eligen para que tengan en el futuro una buena vida... Nuestros líderes buscan soluciones a los problemas del mundo y su gente y muchas veces no le han siquiera preguntado a esa gente qué es lo que necesitan...

Ejemplos de ello en Chile hay varios... como no recordar, como botón de muestra, el famoso transantiago... Sistema de transporte público diseñado e implementado por expertos que, dicho sea de paso, jamás en su vida se había subido a una micro... El resultado... bueno, todos lo conocemos...

Resulta que me encontré por ahí la noticia que algunos de nuestros líderes se van de camping a la antártica y bajo las inclemencias del clima aprenden a trabajar en equipo... Yo creo que nuestros líderes deberían tratar de vivir con el sueldo mínimo, tomar el metro en santiago o un colectivo en Iquique, comprar un cuarto de azúcar, 3 bolsas de té y dos aspirinas en el negocio de la esquina y cosas por el estilo, ya que si conocen la realidad, de seguro intentarán mejorarla, pues comprenderán que nadie puede vivir así y ser feliz del todo...

Yo conozco verdaderos expertos en Economía... esos que con 250.000 pesos de sueldo, comen, pagan sus cuentas y educan a sus hijos... Conozco verdaderos expertos en Transporte... Esos que con una bicicleta llegan a todos lados y dicen cosas como... "no entiendo por qué no dejan los semáforos de una avenida sincronizados de una buena vez"... y así... conozco esos expertos que no tienen títulos que demuestren sus conocimientos, sino que una vida llena de sabiduría y paciencia gracias a que nuestros líderes no lideran poniendose en el lugar del otro...

No hay comentarios.: