sábado, septiembre 22, 2018

La moda a veces sí incomoda

Las nuevas opciones de sexualidad que la sociedad, según un grupo de personas minoritario, pero sistemáticamente bullicioso y con buenos pitutos en sectores poderosos, debe tener para elegir no solo incluye las opciones mismas, sino los atisbos de una realidad cada vez más hedonista y disgregadora... Es increíble lo incongruente... aún se discute, cínicamente, sobre cuál es la edad del discernimiento para penalizar los actos y la perorata va en los 13 o 15 años... y por otro lado pretenden permitirle a un niño en edad preescolar que elija su sexualidad... O sea, un cabro de 12 que mata de tres tiros a quemaropa a otra persona no sabía que era malo eso... pero un niño que decide que es niñita a los 4 debemos dejarlo ser porque él sabe más que sus padres lo que es bueno para él mismo... entiendo...

Es incongruente de base porque... seamos incluso ateos (y con eso muy indulgentes)... si la naturaleza en su selección eligió el sexo para mantener y mejorar progresivamente las especies y con ese fin creó hembra y macho, entonces, la unión de seres del mismo sexo solo obedece a un acto destinado a satisfacer la necesidad básica de sumergirse en el orgasmo... mmmm... interesante... al menos así lo veo yo...

Sin embaro, para la naturaleza, lo frecuente, lo que pasa en la mayoría de los casos, es que las parejas que procrean, no solo se limitan a ello, sino que además, le enseñan a sus crías lo que ellas saben... forman un núcleo que permite luchar para mantener la especie y su vida.

Pero la naturaleza, de cuando en cuando, comete errores... personas en cuerpo equivocado, o fallas hormonales o qué se yo... y es saludable para esas personas, sus cercanos y la sociedad toda, atender esos casos como eso... casos y legislar para protegerlos y ayudarlos... y no irse al extremo de proponer que los niños elijan su sexualidad en edad preescolar... no será mucho???

Estimo que la carga genética que llevamos es fuerte y, en ocasiones, ciertamente determinante, pero estoy convencido que con la educación adecuada cualquier persona puede lograr lo que sea... eso en todo el sentido de la palabra, pues somos seres que aprendemos de la imitación más que de las palabras en nuestra primera infancia y si vemos cierto tipo de conductas o tendencias, las repetiremos casi con seguridad en nuestra adultez... por eso la delincuencia; el trato a golpes entre cónyuges y otros fenómenos sociales similares, se reproducen más allá de cualquier control estatal.

Si como sociedad permitimos que exista la homoparentalidad estaremos socavando nosotros mismos los cimientos valóricos, espirituales, naturales y éticos de nuestra forma de vivir como la conocemos, pues no sería un cambio como cuando comenzaron a proliferar los divorcios y las familias con mamá e hijos, papá e hijos o abuelos e hijos... pues en estos casos, tanto el papá como la mamá y probablemente casi todos los hijos tuvieron descendientes, cosa que no ocurrirá en la mayoría de las familias donde los padres sean de un mismo sexo, pues, a pesar de nuestra carga hormonal, somos, en gran medida, lo que somos como persona, gracias a lo que aprendemos y si un cabro ve desde chico que las conductas homosexuales son normales, es evidente que no las cuestionará al punto de repetir el modelo sin culpas ni cargas sociales...

En realidad... como sociedad queremos eso??? yo al menos no... y esto a pesar de sentir respeto por quienes tienen una sexualidad diferente a lo usual, pero no por ello puedo permitir que a una conducta, que no es natural ni deseable en la naturaleza, se le llame normal, se le tilde de opción, cuando todos sabemos que hay dos opciones naturales válidas... hombre o mujer y cuando la naturaleza pajarea estamos los humanos para con nuestras leyes, permitir que esas personas, con ciertas características comprobadas, puedan vivir una vida normal y cambiar de acuerdo a su real condición.

Insisto, aceptar que existen estas llamadas opciones sexuales y que tengan protección legal dentro del sistema, me parece razonable y humano, pero por favor, no intenten convencerme de que algo es normal, cuando no lo es... punto... yo respeto... el resto respeta...

No podemos permitir que cambien reglas que son naturales en el afán del hombre de corregir con leyes eventos que se salen de lo cotidiano, de lo que siempre pasa, de lo que siempre es así... La existencia y permanencia de la heterosexualidad como lo normal es tan decisivo para la especie, como lo es la presencia de la atmósfera tal y como la conocemos...